Pasión y dedicación: Creative Development, Builders del Año

CreativeDevelopment

Por Lupe Vázquez

Somos la suma de todas las casas donde hemos vivido. Y para un desarrollador de viviendas, podría decirse también que es la suma de todos los hogares que se formaron gracias a su visión.
Las viviendas se convierten en hogares cuando se habitan cotidianamente y se hace vida en sus espacios y aunque pueda pasar inadvertido de entrada, no habría viviendas, si no hubiera quiénes las conceptualicen, diseñen y las construyan.

La firma Creative Developments, desarrolladores de vivienda en la Isla, es responsable de haber facilitado muchas viviendas durante décadas. Siendo una de las empresas líderes en la industria, tienen mucho que contar sobre qué factores definen el nuevo escenario para los compradores que buscan una casa para formar un hogar.

Tras ser seleccionados como Builders del Año 2020, uno de los máximos galardones que otorga la Asociación de Constructores de Puerto Rico (ACPR), conversamos con sus directivos y fundadores sobre su trayectoria, proyectos más relevantes y cómo se han adaptado a los cambios en el mercado.

El ingeniero Adriel Longo, fundador y presidente; Alejandro Longo, vicepresidente de la empresa, y el ingeniero Jorge Guerrero, jefe de Operaciones, nos detallaron su visión de la industria y del negocio, hilando sus comentarios con anécdotas personales.

Satisfacción. Pasión. Comunicación. Visión. Generosidad. Estas son cualidades expresadas por Don Adriel como atributos claves para el éxito de la empresa.

FAMILIA Y NEGOCIO CRECIENDO DE LA MANO

Para los Longo, Adriel padre y su familia, la construcción ha sido el pan nuestro de cada día. Adriel tiene hoy a uno de sus hijos de contraparte en la empresa, Alejandro, quien no solo aprendió de su padre a visualizar e imaginar cómo luciría un proyecto, sino que ahora lo replica, como vicepresidente de la empresa. 

Le preguntamos, cómo en un negocio familiar se consigue hacer la transición entre generaciones y cómo se nutre la familia y el negocio. Para Adriel Longo, tiene que haber una buena comunicación y generosidad de espíritu. “Cuando trabajamos mano a mano, día a día, esa comprensión de las diferencias generacionales es importante, pero vuelves a lo básico, la comunicación y generosidad para que haya comprensión. Es importante que los que en lo que hacemos esta actividad integrada, tengamos pasión por hacerlo bien, hacer una vivienda de calidad, tener compradores contentos y nosotros estar orgullosos de lo que hacemos, esa es la clave”, dice el Ingeniero. 

Secundado por Alejandro añade que “lo positivo de trabajar juntos en una empresa familiar es que nos vemos más, durante el día. Si no fuese así, la familia no sería lo que es para nosotros”. 

Por su parte, el ingeniero Jorge Guerrero, comenta que, aunque no es familia de sangre, se siente como si lo fuera. “En mi caso laborar con ellos es tener una bendición porque tengo a una persona (Adriel) que nos transmite sabiduría y toda una trayectoria de éxitos que nos guía, con su ejemplo, en la operación y en el trabajo”.

Al preguntarle sobre qué factores han sido clave en su vigencia, en que hayan permanecido y sobrellevado crisis y cambios importantes en la industria y el mercado, indican que la capacidad de adelantarse a los cambios y reaccionar de inmediato han sido fundamentales. 

“Los cambios nos sorprenden a veces, pero sabemos que vienen. Hay que tratar de ir delante de esos cambios. Así que el tener sensibilidad y saber reaccionar es clave. También es importante tener firmas económicamente sólidas, que puedan mantenerse ante los altibajos de los ciclos económicos. Esta crisis lleva 12 años, es la más larga y nos ha resultado difícil salir de ella. Recuerdo otras y momentos difíciles en la industria, pero nunca una crisis tan profunda ni tan larga como esta”, dice Adriel Longo. 

eNTRE LOS PROYECTOS DE LA EMPRESA FIGURAN: ALAMANDA  EN GUAYNABOCAMINITO Y CAMINITO ALTO EN GURABO; LAS PRIMAVERAS EN CAROLINA; PEÑA MAR OCEAN CLUB EN FAJARDO; CASA MAGGIORE Y CASA MAGNA, AMBOS EN gUAYNABO;  Blú en Condado y Parque 228 en Bayamón. 

Alejandro añade otro aspecto clave para haberse adelantado y es que “pudimos reaccionar rápido a los cambios en el mercado, uno de estos fue entrar en el negocio de interés social. Esto nos mantuvo activos en un momento cuando el resto de los proyectos se aguantaron”. Estos proyectos, Las Primaveras en Carolina y Caminito y Caminito Alto en Gurabo, fueron los inicios de Creative Developments en este segmento.

“Estamos atendiendo ambos mercados: de lujo y de interés social. Nos dividimos tareas en el equipo y tratamos como cualquier proyecto de lujo. Son de interés social por el precio y la oferta, pero tienen detalles de lujo, como las instalaciones recreativas y el landscaping. En eso tratamos igual ambos mercados, le damos el mismo cariño”, añade Alejandro. 

Por su parte, el ingeniero Guerrero señala que han capitalizado justamente en estos detalles que se incluyen en los proyectos de interés social. “Hemos desarrollado un modelo de ese tipo de producto. Los retos que hemos podido superar nos sirven de experiencia y hemos innovado. Después de la crisis, las personas tienen ahora un poder adquisitivo distinto. Están comprando proyectos más económicos, nosotros sobresalimos por las amenidades y las instalaciones en los apartamentos y proyectos, por lo que nuestra clientela ya tiene de comparación lo que ofrecemos y buscará los mismos detalles en otros proyectos similares”, dice.

Sobre su clientela y los distintos mercados que atienden, les preguntamos ¿Qué busca el cliente? ¿Qué detalles son esenciales para la elección? ¿Qué conquista al consumidor? “Hoy día buscan todo mezclado, trabajamos también con un cliente mucho más informado, está buscando seguridad, comodidad, accesorios y facilidades para ahorrar energía”, dice Guerrero. 

“En este aspecto tal vez nos adelantamos. El cliente busca un ambiente, en el caso de los modelos de proyectos interés social, le dimos piscina, donde nunca le habían hecho piscina. La sorpresa que reciben del ambiente de comunidad en proyectos que tienen gimnasio, piscina, arquitectura bonita, vegetación frondosa. Ahí nos adelantamos al deseo. De ahora en adelante, lo van a pedir y exigir, porque ya el modelo existe, ya hay una experiencia vivida”, comenta el ingeniero Longo.
Sobre el mercado de lujo, Alejandro señala que toman en consideración, por ejemplo, los autos de lujo y eléctricos en el desarrollo de los proyectos para este mercado. 

“Estamos buscando soluciones para resolver ese tema que está acelerando mucho. También pensamos en qué uso va a tener la residencia, la experiencia que tengan sus residentes y en torno a esto desarrollamos el diseño. La seguridad sigue siendo un factor que se busca y las oficinas en las casas ha sido el cambio más relevante. Al principio de la pandemia bajaron las ventas, luego se dio un aumento, porque la gente cambió prioridades”, concluye. 

Las Casonas en Guaynabo.
Las Casonas en Guaynabo.

Sobre qué significado tiene para una compañía desarrolladora de viviendas, el ser seleccionados Builder del Año 2020 por la Asociación de Constructores, afirman que es un reconocimiento muy especial. 

“Nos da satisfacción, porque el reconocimiento viene de los colegas, los que conocen el negocio, nuestras luchas, la pasión que tenemos para seguir en el desarrollo. Los que estamos en la actividad de desarrollo debemos tener pasión y satisfacción por lo que hacemos. No es fácil, estar en esta industria y continuar a través de los años. Hay muchas dificultades que se presentan y por eso muchos se retiran o las circunstancias los retiran. La satisfacción mayor es que son los compañeros los que nos hacen el reconocimiento”, afirma el ingeniero Longo.

Satisfacción. Pasión. Comunicación. Visión. Generosidad. Cualidades expresadas por Don Adriel como atributos claves para que su empresa permanezca como líder de la industria por tantos años. Atributos también vitales para formar lazos familiares. 

A la pregunta de si alguna de sus casas tuvo significado especial, en sus historias personales, contesta: “La casa siempre ha sido importante, para mi familia y para mí, el tener un hogar cómodo donde haya buena comunicación con mis hijos, que afortunadamente la comunicación ha sido extraordinariamente buena. De ambas partes. Recuerdo llevarlos a los proyectos, cuando eran pequeños, montarlos en la guagüita y caminar proyectos en construcción. Iba los sábados y llevaba a Alejandro, disfrutábamos, el siempre hacía preguntas, era inteligentemente curioso todo era un ‘por qué’. Tengo buenos recuerdos de esa etapa de nuestra vida. Cuando desarrollamos Los Paseos, en San Juan, hicimos una casa allí, era una finca grande. Esa finca caminamos los movimientos de tierra, montes, eran casi 400 cuerdas. Yo creía que esa urbanización iba a ser un desarrollo de avanzada como lo fue y vivimos muchos años allí”, recuerda Longo. 

“Recuerdo esas visitas de niño con papa, cómo construyo la casa, recuerdo la transición, la hizo a su gusto. Recuerdo el proyecto de Los Paseos, era un niño y fue una experiencia linda ver la finca de cero y ver el resultado final”, rememora Alejandro.

Guerrero, por su parte comentó que “la casa de mis padres se convierte en referente cuando diseño. Recuerdo el tamaño de mi cuarto y visualizo. Puedo cerrar los ojos y saber cómo se comportará esa vivienda al diseñar”. 

Una de las grandes satisfacciones en la profesión del desarrollador es poder soñar y visualizar, qué va a un diseño y a unos planos. Sobre el soñar y diseñar, Longo puntualiza en que “cuando estamos diseñando en esta etapa de soñar y diseñar, uno se pone en el lugar de quien la va a vivir, no importa el mercado ni el precio del proyecto. Uno se pone en lugar del comprador, y pensamos qué me gustaría tener, cómo yo caminaría este espacio. El secreto está en uno vivir esa vivienda, aunque no está terminado, pero visualizando qué me gusta, qué podemos dar dentro de los detalles interiores y exteriores, dentro del precio. El denominador común es que uno tiene que estar viviendo ese hogar como si uno lo fuera a disfrutar y a vivir. Para mí ha sido una fórmula de éxito”, asevera por su parte el ingeniero Longo.

Al concluir, Longo recuerda que el nombre de Creative Developments se lo puso Alejandro, hace algunos años. Para subrayar el componente creativo que definió como elemento clave en su profesión. 

“Dream, Design. Built”. Así nos despedimos.

Share this article:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin