Tiempos de retos y oportunidades

Mensaje del Presidente

Presenciamos tiempos de grandes retos y oportunidades. Enfrentamos el desafío de trabajar por construir un mejor Puerto Rico, en el que podamos gozar de una infraestructura revitalizada, que disponga de oportunidades de crecimiento y desarrollo económico, y que garantice un mayor bienestar social.

Para lograrlo, se requiere fijar prioridades como pueblo, encarar una visión de País enfocada en lograr un crecimiento económico sostenible y garantizar que los recursos públicos sean utilizados respondiendo al bien colectivo. En esta agenda se alista la Asociación de Constructores de Puerto Rico.

Por los pasados meses, nuestra organización se ha insertado en distintos foros de discusión abogando por la necesidad de que el gobierno ponga en marcha los planes del proyecto de Zonas de Oportunidad, establecido para fomentar la inversión, crear empleos y generar desarrollo económico en comunidades desaventajadas, siendo el turismo y la manufactura las áreas de mayor ventaja competitiva.

Asimismo, hemos reclamado por la renovación del sistema de permisos, pieza clave para la generación de nuevos negocios y empleos. La solicitud por la liberación de los fondos federales del programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario (CDBG-DR) es un tema cardinal en nuestra agenda porque conocemos la importancia de acelerar la reconstrucción del País. Por esto, hemos sostenido conversaciones con el gobierno local y federal, a quienes le hemos demandado la eliminación de barreras burocráticas que imposibilitan la rapidez en el uso de los fondos. La buena noticia: ya comenzamos a presenciar cambios en las políticas públicas para el desembolso y uso de estos fondos.

Otro tema en nuestra agenda es la necesidad de mano de obra en la construcción. A estos fines, hemos colaborado con programas de adiestramiento gratuito en destrezas de construcción y abogamos para asegurar un salario mínimo razonable para los obreros de la construcción que trabajen en proyectos subsidiados con fondos federales. Hoy, celebramos el anuncio del gobernador Pierluisi al dictaminar el pago de $10.95 la hora para los trabajadores.

Participar en la discusión pública ha producido resultados que dibujan un panorama optimista. Nos toca trabajar por la recuperación de Puerto Rico y fortalecer la industria de la construcción.