Residence-Inn-by-Marriott

El único futuro responsable para la construcción

Arq. Ricardo Álvarez-Diaz
Por Arq. Ricardo Álvarez-Díaz
Presidente AD&V

Los daños físicos y el sufrimiento humano causado ​​por desastres naturales, amplificados por el hombre, es un recuerdo vivo de la responsabilidad que todos tenemos en evolucionar de manera sostenible la industria de la construcción. Según estudios realizados por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), la industria envía más de 170 millones de toneladas de desechos no industriales a los vertederos estadounidenses. Por eso, como líderes que vivimos en una sociedad con una industria en expansión, debemos dar fe de la construcción responsable y sostenible. A continuación, varias formas en las que se puede construir de manera responsable y sostenible.

La construcción responsable y sostenible se enfoca en el uso eficiente y moderado de materiales y energía, para minimizar nuestro impacto en el medio ambiente y crear comunidades prósperas.
Elija el sitio correcto para construir su próximo proyecto

Esto significa construir en un área que brinde una variedad de servicios a poca distancia, como restaurantes, gimnasio, tiendas y áreas de entretenimiento. Cuantos más lugares accesibles a pie tenga la gente, menos tendrá que viajar en automóvil o autobús, lo que evitará que más emisiones de carbono ingresen a la atmósfera terrestre. El objetivo de un sitio sostenible es ayudar a proteger nuestro planeta y crear comunidades vibrantes y seguras que atraigan a visitantes de todos los ámbitos de la vida.

Utilice el proceso de prefabricación

En lugar de la práctica de construcción convencional de transportar materiales básicos al sitio de construcción donde se lleva a cabo todo el ensamblaje. En la construcción prefabricada, solo los cimientos se construyen de manera convencional, mientras que las secciones de paredes, pisos y techo se ensamblan en una fábrica, se transportan al sitio, se colocan en su lugar con una grúa y se atornillan. El proceso de prefabricación consume menos energía, optimiza el uso de material y elimina el exceso y los desperdicios.

Reutilice los materiales de construcción

Durante la fase de construcción de su proyecto. La reutilización y la ampliación del ciclo de vida de los materiales de construcción se pueden utilizar como modelo para la deconstrucción. Guarde la mayor cantidad de materia prima durante la fase de demolición de un edificio mediante la segregación de metales, cartón, ladrillos y otros materiales necesarios. Esto reduce la necesidad de comprar materiales de construcción que pueden terminar en los vertederos. Reutilizar materiales de construcción no solo ahorra dinero, sino que reduce el desperdicio.

Utilice la tecnología a su favor

Trabajar con el software Building Information Modeling (BIM) proporciona a los arquitectos, ingenieros y profesionales de la construcción la información y las herramientas para planificar, diseñar, construir y administrar edificios e infraestructura de manera eficiente.

El uso de modelos BIM para determinar qué necesita su proyecto, puede ayudar a reducir la cantidad de materiales antes de que comience la construcción. Con el software BIM, puede mejorar la eficiencia del diseño, la construcción y la operación de sus proyectos para reducir el desperdicio de la construcción.

La resiliencia ante emergencias y la preparación ante desastres

Un factor a tener en cuenta al construir de manera responsable. Es por ello, que se debe construir siguiendo los últimos códigos de construcción para mantener a las personas seguras y su estructura en pie. Entre ellos: planificar opciones de aislación adecuada, ventilación cruzada natural y elementos arquitectónicos de sombra. Incluir sistemas de “back up” de energía en pisos altos, calefacción y enfriamiento “off grid”, técnicas de iluminación natural y otros recursos para mantener los edificios operativos y cómodos para las personas, cuando ocurren se vaya la luz. Incluir aislación y protección contra la humedad, así como interiores que sean duraderos y de bajo mantenimiento capaces de soportar el desgaste debido al uso extremo. Incorporar puertas y puntos de entrada duraderos, paredes protegidas, ventanas selladas y pisos capaces de resistir el tráfico intenso, especialmente en la entrada, donde el tipo de piso adecuado puede evitar que la suciedad y la humedad se propaguen por el edificio.

Las opciones de diseño y construcción responsable mejoran la sostenibilidad de un proyecto y lo califica para LEED u otras certificaciones de construcción ecológica. Los sistemas de clasificación de edificios verdes como LEED (Liderazgo en energía y diseño ambiental) es una certificación que debe cumplir con los estándares ambientales establecidos por el U.S. LEED para todo tipo de edificios y todas las fases de construcciones. Obtener la certificación LEED también les permite a las personas saber que su proyecto es ambientalmente responsable.

La construcción responsable y sostenible se enfoca en el uso eficiente y moderado de materiales y energía, para minimizar nuestro impacto en el medio ambiente y crear comunidades prósperas. Se realiza durante todo el ciclo de vida del proceso de construcción, desde el diseño hasta la construcción y su funcionamiento. Para participar plenamente en la construcción responsable y sostenible, debemos apoyar el equilibrio ecológico a largo plazo para el futuro de nuestras comunidades y nuestro planeta.

Es nuestra responsabilidad equilibrar nuestra necesidad de consumir recursos naturales con la necesidad del planeta de conservarlos.

Share this article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Instalaciones del Banco Cooperativo

Fiedler & Frías: arquitectura que trasciende

Por Mariela Blanco Méndez

Para la firma de arquitectos Fiedler & Frías Architects (F+FA), un diseño excepcional es la base para la transformación de las comunidades, lo que a su vez, optimiza los negocios y promueve el aprendizaje. Es con este lema que han logrado alcanzar un sitial muy importante para la industria en Puerto Rico. 

Ciertamente, el diseño puede constituir el alma de un país. Cuando viajamos a un lugar que no conocemos, además del paisaje observamos con curiosidad el panorama para ver más allá de lo que representan sus residencias y edificaciones. Eso que vemos se convierte en la carta de presentación ante los ojos del mundo.

UN POCO DE TRAYECTORIA…

Jean-Charles Fiedler y Daniel Frías, laboraron juntos en una firma local de arquitectura, antes de decidir unir esfuerzos, pero fue en el 1996, cuando estos dos compañeros de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico decidieron asociarse para formar lo que es hoy la firma Fiedler & Frías.

A tan solo dos años de fundada, la firma ganó un concurso de diseño para lo que hoy se conoce como Capitolio Plaza, un complejo de edificios multiusos urbano, localizado en San Juan. Desde entonces han sido varios los proyectos que han sido emblemáticos de la firma. Entre éstos: la tipología de residencial turístico en Palmas del Mar y Río Mar, como lo son Marbella Club, Maralago, Solarea y Ocean Sixteen, entre otros.

“El sector de construcción en Puerto Rico posee los recursos profesionales y tecnológicos necesarios para sobrepasar cualquier reto”.

A TONO CON LOS TIEMPOS…

De acuerdo con Jean-Charles, por los pasados 25 años la firma se ha tenido que adaptar tanto a los cambios económicos, como a los climáticos y tecnológicos, mediante nuevas estrategias de servicio. Y es que no es para menos en una Isla que ha sido abatida por huracanes, terremotos y pandemia durante los últimos años. Lo que siempre ha sido una constante, “es la fidelidad de F+FA en su misión de excelencia en el diseño y responsabilidad cívica,” aseguró el arquitecto.

La forma en que se realizan los proyectos en la actualidad, aparte de tener más videoconferencias con los clientes y asociados, es solo un pequeño cambio en la manera en que estos se llevan a cabo. Y es que la firma va ‘viento en popa’ con varios proyectos turísticos en el área metropolitana y a través de la Isla, muchos de estos ya en etapa conceptual.

“De igual forma se están comenzando a diseñar proyectos residenciales e industriales que impactarán positivamente la economía de Puerto Rico”, señaló el arquitecto Fiedler.

EXPANDIENDO HORIZONTES…

Dentro del crecimiento reciente de la oficina de diseño, se encuentra el proyecto de un Centro de Distribución de la cadena de supermercados ECONO. Este comprende un desarrollo de 450 mil pies cuadrados en Canóvanas, que incluye almacenes además de albergar las oficinas centrales de la empresa en 50 mil pies cuadrados. Las instalaciones cuentan con la más alta tecnología y eficiencia energética.

Otros proyectos que se pueden apreciar en un vistazo a la página web de la firma son los proyectos residenciales como el distintivo edificio Blú en Condado y Rotonda, en Guaynabo. Este último consta de residencias de dos niveles tipo ‘Town-House’, muy a tono con el modernismo que los caracteriza.
Indagamos sobre las necesidades actuales del cliente local, a lo que Fiedler respondió: “Ciertamente la necesidad de vivienda nueva principal ha ido en aumento en los últimos meses. De igual forma, nuestra oficina ha experimentado un aumento en consultas provenientes de inversionistas de la Ley 20”, añadió.

¿Y cómo vislumbra el futuro de la industria de la construcción en la Isla? “La industria de construcción en Puerto Rico está pasando por un periodo de retos muy complejos para atender las nuevas realidades del mercado, tales como el alza en los costos de materiales y la escasez de personal diestro, entre otros. No obstante, el sector de construcción en Puerto Rico posee los recursos profesionales y tecnológicos necesarios, para sobrepasar cualquier reto”.

Para conocer más sobre la firma de arquitectos acceda www.fiedlerandfrias.com.

Share this article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin