William Rodríguez, Secretario del Departamento de la Vivienda en Puerto Rico

William Rodríguez asume el reto de Vivienda

Por Greta López

Aumentar el inventario de viviendas, administrar los proyectos de vivienda pública existentes y ofrecer programas de subsidios a individuos y familias de bajos o medianos recursos que les permita contar con un hogar digno, seguro y propio que contribuya al mejoramiento de su calidad de vida y autosuficiencia. Esta es la misión del Departamento de Vivienda de Puerto Rico, oficina gubernamental bajo la cual también se consolidan responsabilidades y proyectos de mitigación, alimentados por fondos federales. Este es el reto que asume el designado Secretario de Vivienda, el Lcdo. William Rodríguez, quien inició el 2021 liderando una dependencia gubernamental que no le es del todo ajena. Rodríguez fue Administrador de Vivienda Pública hasta diciembre del 2020 y ha tenido roles diversos dentro de las dependencias del Departamento de la Vivienda y el Departamento de Desarrollo Económico (DDEC).

Se inició en el servicio público como abogado litigante en el Departamento de Justicia donde tuvo la oportunidad de dedicarse a trabajar asuntos de Vivienda. Posteriormente, pasó al Departamento de la Vivienda trabajando los litigios y otros asuntos en la división legal y eventualmente pasó a trabajar a la Administración de Vivienda Pública; tuvo diversas posiciones hasta llegar a ser designado y posteriormente confirmado como Administrador de Vivienda Pública de Puerto Rico.

“Mi pasión por el servicio público despertó con mi primera experiencia laboral en el Departamento de Justicia. Entré porque quería aprender a litigar. creo que todo abogado debe exponerse a litigar para redondearse, y ahí fue que empezó mi pasión por el servicio público. Todo lo que podemos lograr y ayudar a transformar, desde cualquier posición del gobierno hay que hacerlo”.

¿CUÁLES HAN SIDO SUS SATISFACCIONES Y LECCIONES APRENDIDAS AL TRABAJAR EN EL GOBIERNO?

“Del gobierno he aprendido que está compuesto de un ejército de mujeres y hombres comprometidos con el servicio público, compromiso que he compartido desde mi primera experiencia en el Departamento de Justicia.
En término de satisfacciones, todas están cimentadas en el mismo evento, tener la oportunidad de poder brindar una vivienda segura a quien la necesita”.

¿CUÁL HA SIDO EL RETO MÁS GRANDE QUE HA TENIDO QUE ENFRENTAR?

“Convertirme en Secretario de la Vivienda y definitivamente el reto más grande es lograr el desembolso de los más de $20 mil millones apropiados en el Congreso de Estados Unidos para la recuperación de Puerto Rico”.

¿CUÁLES HA DEFINIDO COMO LAS NECESIDADES MÁS APREMIANTES EN TÉRMINOS DE VIVIENDA BAJO SU LIDERATO?

“En términos inmediatos tenemos que atender, de una vez y por todas, el tema de los toldos azules y la reconstrucción de las viviendas destruidas por el paso de los huracanes Irma y María”.

VIVIENDA HA RECIBIDO LOS FONDOS CDBG-DR PARA OTORGAR CON FINES DIVERSOS. ¿CUÁNTO DINERO SE HA RECIBIDO DEL PROGRAMA CDBG-DR Y CÓMO SE HAN UTILIZADO LOS FONDOS?

“Se han asignado $20 billones, pero solo tenemos acceso a $3.2 billones. Tuve una reunión en estos días con Washington para pedir que se eliminaran las restricciones que tenemos para allegar más fondos y estamos precavidamente optimistas. Puerto Rico debe tener acceso a estos fondos, este dinero lo necesitamos. Se apropió mucho dinero porque es mucho lo que se necesita. No es correcto que se entienda que hay mucho dinero que no se está usando. Hay muchas restricciones que han impedido el tener acceso a todo el dinero. Esto imposibilita muchos proyectos, somos una jurisdicción Base Cero y esto limita que hagamos ciertos contratos. Deberíamos tener más flexibilidad por la cantidad de dinero y por el daño”.

COMO SECRETARIO DE VIVIENDA, ¿CUÁLES SON SUS METAS Y SUS PRIORIDADES?

“Mi meta inmediata y a largo plazo es lograr la recuperación de Puerto Rico a la vez que logramos un desembolso ágil de los fondos federales disponibles. Sin duda, aumentar el inventario de propiedades de interés social siempre ha sido mi prioridad y tenemos una oportunidad única de brindar un hogar digno a los sectores más vulnerables de Puerto Rico. En este momento hay necesidades de vivienda, tanto pública como regular, el inventario se afectó mucho por los huracanes. La vivienda pública se ha construido a código, por lo que es más resiliente. Y el proceso de recuperación atado a FEMA es burocrático y su impacto ha sido menor porque hay comunidades levantadas en zonas donde no debió construirse. A la larga, ambos sufrieron danos y comparten que ambos están en proceso de recuperación”.

EL DEPARTAMENTO TIENE OTROS PROGRAMAS QUE NO SON PARA VIVIENDA EXCLUSIVAMENTE. ¿CUÁLES SON ALGUNOS DE ESTOS Y CUÁL HA SIDO SU RESULTADO?

“En total tenemos 17 programa que ya están operando, que van desde el desarrollo económico de pequeñas empresas con subvenciones de hasta $50 mil hasta $150 mil para agricultores, ayuda para incubadoras de negocios y adiestramiento para la fuerza laboral hasta programas para la compra de viviendas con ayudas.
Todos los programas en la actualidad están despuntando, cuando llegamos identificamos las barreras y necesidades de estos programas para aligerar su paso y esos ajustes ya están rindiendo frutos. Seguimos trabajando para continuar un paso acelerado de forma que podamos llegar a todas las personas que necesitan estas ayudas”.

Bajo la sombrilla de los fondos CDBG-DR, el Departamento de la Vivienda tiene otros proyectos y programas, distribuidos en las áreas estratégicas de planificación, vivienda, economía e infraestructura. Algunos son: Programa de Revitalización de la Ciudad; Programa de Asistencia directa al comprador; Programa de Infraestructura Geoespacial de Puerto Rico; ReGrow Puerto Rico

¿CUÁL ES EL ESTATUS DEL PROGRAMA DE “VOUCHERS” PARA LA COMPRA DE VIVIENDA?

“Ya trabajamos el mismo y estamos trabajando los últimos detalles para poder comunicar el formalmente el mismo a la industria. Estamos buscando un acercamiento diferente para que podamos utilizar el inventario de propiedades existentes y a la vez podamos cualificar proyectos ya construidos o por construirse para que las personas que ya están cualificados para el vale puedan reubicarse. Queremos que se relocalicen, darles alternativas y a la vez estimular proyectos”.

Rodríguez cumplirá sus 40 este año confía lograr, desde su posición al frente de Vivienda poder ser un facilitador para que los municipios puedan hacer su obra y que la agencia no sea una piedra de tropiezo en la utilización de los fondos CDBG.

“Los toldos azules hay que eliminarlos. Ahora quiero hacer un programa para ir a la gente que nos necesita. En esto es que estamos trabajando, no puedo permitir que sigan llegando temporadas de huracanes y que sigamos con familias expuestas. Hay unos retos, a todos los niveles, estamos trabajando con todas las agencias y los municipios, la comunicación ha sido efectiva, me he reunido con los alcaldes. Hay sinergia en todos los componentes para mejorar el resultado”.

“En términos inmediatos tenemos que atender, de una vez y por todas, el tema de los toldos azules y la reconstrucción de las viviendas destruidas por el paso de los huracanes Irma y María”.
UNA NECESIDAD APREMIANTE: “En términos inmediatos tenemos que atender, de una vez y por todas, el tema de los toldos azules y la reconstrucción de las viviendas destruidas por el paso de los huracanes Irma y María”.

Share this article:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin